Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Osteopatía Craneal y su evidencia científica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), “Benchmarks for training in Osteopathy” (2010), define la osteopatía como una “profesión sanitaria independiente de otras; y afirma que  “incorpora conocimientos médicos y científicos actualizados en el cuidado del paciente”. A través de este documento, se describen también los criterios académicos necesariosd el profesional de la osteopatía, así como las contraindicaciones y restricciones al tratamiento.
Este artículo nace de la necesidad de responder a ciertos sectores que siguen manifestando algunos posicionamientos poco precisos o de intentos de desprestigiar la Osteopatía y otras terapias no convencionales, y cuyos planteamientos creemos que responden a tres posibilidades; existe falta de información para realizar criticas objetivas y constructivas, está bajo un efecto de desinformación, o en su defecto, la información de la que disponen es sesgada y enfocada en una sola orientación.
Y es que este es uno de los puntos importantes que más suele ser motivo de debate alrededor de las bases científicas de la Osteopatía, y nos satisface intentar arrojar algo de objetividad en la cuestión de la evidencia o falta de ella de las técnicas que se emplean en Osteopatía Craneal. Este texto que se desprende de alguno de nuestros artículos, nos servirá para hacer extensible la visión que nuestra escuela tiene en cuanto esta disciplina, y aportar información a todo aquel que desee investigar en mayor profundidad sobre las bases y principios de esta hermosa profesión.

Se habla mucho, de si la Osteopatía Craneal tiene base científica o no, de si existen evidencias que avalen su práctica. Es un debate que se suscita seguramente debido a que la Osteopatía Craneal y la Terapia Craneosacral son disciplinas que albergan dificultades en la comprensión de sus bases, por la enorme sutileza de sus técnicas, por la complejidad de las interconexiones que se establecen pero, como demuestran los diferentes estudios a los que hemos hecho referencia, y muchos otros, está comprobado que se estimulan unos específicos ritmos corporales demostrados irrefutablemente por la ciencia, para lograr efectos también demostrados a través de dichos estudios y también a través de los millones de casos evaluados empíricamente por todos los osteópatas de todo el mundo.

Pero definamos primero que significa evidencia científica. Es este el de "evidencia" un concepto que si lo utilizamos con rigor, deberemos diferenciar entre evidencia, estudios, ensayos, leyes, hipótesis, tratados, publicaciones, y muchos otros aspectos dentro la investigación y divulgación de los que la ciencia hace uso. No todo lo que dispone de evidencia científica, es en nuestros días considerado dentro de la ciencia como una verdad irrefutable, puesto que la evidencia no lleva automáticamente a una correspondida confirmación.
Entedemos que cuando hablamos de la posible o no evidencia científica de la Osteopatía, estamos hablando de si tiene o no soporte clínico, científico, y estudios ponderados y estandarizados dentro de los canones con aval científico. A esa cuestión debemos contestar con un clarísmo SI. Son numerosos, realizados en paises de todo el mundo, en forma de articulos científicos, tesis doctorales, investigaciones clínicas, etc. Tan solo es necesario ir a buscar a las fuentes adecuadas. Pero para facilitar el trabajo al lector, a continuación, daremos un breve resumen de las muchas obras y trabajos que existen en el campo de la Osteopatía con soporte técnico y científico verificable.

Pero antes, decir que seguramente el hecho de que la Osteopatía y por tanto la Osteopatía Craneal se estudie como posgrado universitario en las principales universidaes de fisioterapia de este pais, no sea un argumento suficientemente válido para algunos.

Sería recomendable también informarse sobre el documento que creó la Organización Mundial de la Salud (OMS), “Benchmarks for training in Osteopathy” (2010), donde define la osteopatía como una “profesión sanitaria independiente de otras; y que la misma, “incorpora conocimientos médicos y científicos actualizados en el cuidado del paciente”. A través de este documento, se describen también los criterios académicos necesariosd el profesional de la osteopatía, así como las contraindicaciones y restricciones al tratamiento.

En Estados Unidos, cuna de la Osteopatía, su enseñanza está regulada como una licenciatura. Decir Que los osteópatas americanos son doctores con las mismas competencias que un médico general o un traumatólogo, y que existen 19 universidades que forman a osteópatas. Tal vez siga siendo insuficiente para algunos detractores a la hora de disponer de criterios de inclusión alrededor de nuestra defensa por esta profesión. Estas universidades están inscritas en la American Association of Colleges of Osteopathic Medicine (AACOM) que garantiza una formación rigurosa y un alto nivel académico. Para acceder a una de las escuelas de medicina osteopática, los estudiantes deben haber superado los estudios de enseñanza secundaria en la rama de ciencias y superar el Medical College Admissions Test (MCAT)

De todos modos la Ciencia siempre ha evolucionado desde la propia crítica y cuestionabilidad a los propios avances revolucionarios que en su propio seno, se han producido. Le invitamos a investigar sobre algunos de los principales descubrimientos científicos y como fueron acogidos por los representantes y embajadores de la Ciencia.

Que en España no sea aún una disciplina oficial, reconocida en si misma como profesión sanitaria es tan solo una cuestión de interpretación y legislación de sus bases por parte de estamentos, que en muchos casos no tienen ni la información, ni los conocimientos para poder valorar si los mecanismos de actuación de dichas disciplinas tienen el sustento necesario para ser incluidos en dicho marco oficial.

Profesiones como la propia fisioterapia, la psicología, podología, ortopedia, etc. pasaron por su periplo de reconocimiento y creación de estudios propios, que las confirieran como profesiones sanitarias reconocidas. Algunas especialidades médicas necesitaron del transcurso de muchos años para que fueran aceptadas como tales.

Lo que aquí es oficial no lo es en otros países, y lo que no es oficial, lo es ciertamente en otros. La Osteopatía en Estados Unidos es Medicina, medicina usada como primera opción, en todo lo que se refiere a trastornos del aparato locomotor. Del mismo modo en otros países europeos Reino Unido, Suiza, Australia, Nueva Zelanda, Portugal, la osteopatía ha sido regulada como profesión sanitaria de manera independiente a otras; y en los que la formación es cuando menos equivalente a la de grado universitario + máster. Y para que esto llegue a España es necesario una gran voluntad de legislar y avanzar. Y en esta lucha y demanda siempre ha estado y estará nuestro sector, constituido por miles de practicantes, formados de forma rigurosa y continuada, lograr que finalmente en España se dote a la osteopatía y otras terapias de las competencias que merecen, que el resultado de estos estudios en universidades del país y academias privadas sea la inclusión de la osteopatía en el marco sanitario oficial, en consonancia a lo que sucede en otros países, para que pueda crecer en su capacidad de beneficiar al usuario, cuyo número crece exponencialmente a contracorriente de la voluntad legislativa gubernamental. Y creemos que esto es muy necesario para que la divulgación de sus bases y virtudes se haga desde el aval de lo “oficial” y por tanto de forma asertiva, veraz y provechosa.

Decir también que siempre nos ha resultado especialmente paradójico, lo que sucede en España y otros paises, donde los intentos de marginalización de ciertas medicinas contrastan con una enorme labor en la experimentación, investigación y estudios que deberían dar a los gobiernos los cimientos necesarios para atreverse a regular después de tantos años de demanda de los profesionales y usuarios de la Osteopatía, y de muchas otras terapias, y que por el contrario se encuentran en oficiosidades que las alejan del reconocimiento, regulación, y definición de competencias, que cualquier profesión necesita para una mayor proyección de los avances y por tanto beneficios que a la sociedad puede aportar.

Pero a medida que la Osteopatía avanza, y dinamita las creencias reduccionistas y dualistas, en las que se ancla el supuesto conocimiento veraz y representativo de lo que el Ser Humano Es, a medida que dicha evidencia se hace atronadora, son mayores los impedimientos desde los lobbies, y ciertos estamentos, para que dichos conocimientos lleguen de forma más asequible a la población. Y a su vez, con las dificultades que entraña esta situación, la falta de recursos públicos para potenciar su estudio y desarrollo, el intento de desprestigiar sus virtudes por parte de algunos colectivos, se exige a lo “Alternativo” que se equipare a lo “Convencional”, pero sin la ayuda y soporte que lo convencioanl dispone. Es la paradoja del complejismo frente al dualismo, tan antiguo como la propia histora de la humanidad.

Por otro lado, decir, que no todos los fenómenos se explican a través de la ciencia, como decía un ilustre médico, maestro de algunos de nosotros, referente mundial de la Posturología, “crecemos gracias a la evidencia si, la evidencia de nuestra propia ignorancia”. La ciencia nunca debe perder este aspecto en su norte evolutivo, lo que se escapa a la ciencia, no es menos atribuible, por no ser en estos momentos explicable. Es la observación el primer principio básico de todo científico, la observación de los fenómenos, está sin duda antes que la interpretación de los mismos.Y eso no nos convierte en inconscientes, sino precisamente en ignorantes conscientes, conscientes de la enorme complejidad que rodea al ser humano, del enorme camino por recorrer. ¿Cuantos fenómenos en la propia ciencia no disponen aún de las evidencias necesarias como para ser considerados irrefutables? ¿Es que acaso en estos momentos la ciencia tiene respuesta a todos los fenómenos? ¿Es que no es lícito el estudio del ser humano desde una visión integradora, que entienda la triada cuerpo-mente-espíritu?¿Es que acaso la ciencia no puede aprender de lo que no conoce? Es que acaso grandes descubrimientos científicos no se han producido por casualidad y siguiendo en un inicio patrones estructurales de conocimiento que posteriormente han sido dados por erroneos a través de los resultados de dichos descubrimientos?


La Osteopatía Craneal, como una de las ramas de la Osteopatía, tiene una fuerte base de estudio científico, un estudio en profundidad de la Anatomía y Fisiología del ser humano, pero a su vez contempla el carácter holístico del ser, lo que confiere a sus bases y sus técnicas de una especial sensibilidad y consciencia.


Gracias al trabajo integrador que poco a poco cala en la comunidad médica, gracias a la creciente demanda de la población a poder acceder a estas técnicas y terapias , gracias al aval de los millones de usuarios que se benefician de ellas, gracias a los avances de la propia ciencia de los que nos servimos para poder afianzar las bases sobre las que trabajamos, gracias a las universidades que trabajan por desarrollar formaciones de rigurosidad y excelencia, gracias a la capacidad del ser humano de crecer, avanzay y abrir su mente, gracias al trabajo de todos los profesionales que dia a dia ponen su dedicación, vocación y conocimiento al servicio de los demás, gracias a todo ello, y a los cientos de estudios que avalan la eficacia de estas terapias, así como el enorme ahorro que representa a la sanidad pública, creemos que solo es cuestión de tiempo que la Osteopatía sea incentivada y albergada por coberturas sociales que faciliten al acceso a todo el mundo.

El trabajo interdisciplinar que es una realidad en nuestro pais, sin duda constituye un sólido camino evolutivo de lo que será la Medicina del futuro. Sabemos que con el buen hacer de todos, se afianzará el concepto integrador. Lo que se está denominando en España Medicina Integrativa, practicada por centros médicos de diferente índole, no es más que poner nombre a una medicina abierta, inclusiva, participativa, plural, y en constante renovación y replanteamiento de sus propios principios.

La Osteopatía es una profesión de Presente, cuyo Futuro y excelencia quedará reflejado por sus méritos, los cuales han sido reconocidos explicitamente en todo el mundo.

Ajuntamos algunas de las numerosas referencias de consideración de estudios e investigaciones sobre Osteopatía Craneal y sus bases científicas, que provienen de los numerosos tratados, estudios, artículos científicos y tesis doctorales existentes alrededor del mundo. Ello solo es un pequeño extracto de todo el material divulgatico existente en el campo de la Osteopatía.

William T Crow, Radiologic evidence of cranial bone mobility
Heifitz MD, Weiss M. Detection of skull expansion with increased intracranial pressure. J Neurosurg 1982; 55:811-812

Biomed
Assessment of calvarial structure motion by MRI
William Crow, Hollis H King, Rita M Patterson and Vincent Giuliano

Frymann V. Learning difficulties of children viewed in the light of the osteopathic concept JAOA 1976

Effect of craniosacral therapy on lower urinary tract signs and sumptoms in multiple scleroris
Gill Raviv, Shai Shefi, Dalia nizani
Elsevier

The inherent rhythmic motion of the brain and spinal cord, Grietz 1992

Poncelet BP, Wedeen VJ, Weisskoff RM. Brain parenchyma motion: measurement with cine echo-planar MR imaging. Radiology1992; 185:645-651.
Existen ondas de vasomoción. Fenómenos ritmicos microcapilares. La vasomotricidad es de 3 a 20 ciclos por min
D’Agrosa (1970) Intaglieta (1981)Collantuoni (1984) Carpentier (1991)

THE EARLY AND OLD AGE CORRELATION OF INTRACRAIAL HEMO – AND LIQUORO- DYNAMICS SYSTEMS.
¹Moskalenko Yu.E., ¹Weinstein G.B., ²Halvorson P., ¹Ryabchikova N.A, ¹Kravchenko T.I., ²Feilding A.,¹Semernia V.N., ¹Panov A.A., ¹Mayorova N.F., ¹Markovets S.P.¹Sechenov Institute of Evolutionary Physiology And Biochemistry, Russian Acad. Sci.,St. Petersburg, Russia and ²Beckley Foundation, Oxford, U.K.
Conclusion:The data obtained show that activation of intracranial liquorodynamics, in particular by using of manual-osteopathic techniques, might be considered a perspective and effective method for prevention of brain circulatory deficit in elderly and old persons.

Retzlaff et. al. examine the cranial mobility, using the example of the squirrel monkey and
describe, in addition to movements that are coupled to respiration and heartbeat, another slow movement and ascribe its origin to a change in the pressure of the cerebrospinal fluid
(Retzlaff, Michael, Roppel, 1975).
One study examines the radiological evidence of cranial mobility and comes to the result that cranial mobility can be documented and measured by means of radiographs (Oleski, Smith,Crow 2002)
Feinberg and Mark examined the movement of the brain and the circulation of the
cerebrospinal fluid and confirm the existence of movements of the brain (Feinberg,
Mark,1987).

The inherent rhythmic motion of the brain and spinal cord
Grietz D, Wirestam R, Franck A, et al. Pulsatile brain movement and associated hydrodynamics studied by magnetic resonance phase imaging: The Monro-Kellie doctrine revisited. Neuroradiology1992; 34:370-380.
Describe motion in certain areas in the range of 1.0 mm to 1.5 mm.

Mobility of Intracranial and IntraspinalMembranesKostopoulosDC, KeramidasG. Changes in elongation of falxcerebriduring craniosacral therapy techniques applied on the skull of an embalmed cadaver. J CraniomandibularPractice1992;10:9-12.
The brain tissue was removed leaving intact the three divisions of the dural membranes. Oscilloscope recorded piezoelectric element attached to falx cerebri. Frontal lift = 1.44mm elongation and parietal lift = 1.08mm elongation.
This observable motion of dural membrane tissue by cranial bone pressure is a demonstration of the continuity of cranial bone and dural-fascial structures.


Estudios sobre los efectos fisiologicos demostrados en las tecnicas manipulativas craneales:

Destacar los estudios, investigaciones y trabajo de grandes doctores en osteopatía, de reputación mundial como Dra. Viola Frymann, Dr. Upledger, Anne Wales, John Wernham y muchos otros.

Destacamos algunos estudios:

Sanders 2001 Técnica CV4 mejoría de la cefalea tensional
Sergueef et al. 2002 Técnica equilibración general de los patrones de movilidad craneal, relaciones con la regulación del SNA
Pérez martinez 2003 Técnica CV4 disminuye la presión arterial sistólica en sujetos hipertensos…
King et al 2003
Mills et al 2003
Cutler et al. 2005
Hayden y Mullinger 2006
Degenhardt y kuchera 2006
Lancaster y Crow 2006
Nelson et al. 2006
Santos y Nonaka 2007
Amiel-Tison y Soyez-Papiernik 2008
Gerder,hart y Zimmerman 2008
Gillespie 2008


Feliz Osteopatía!

Para citar este documento, utilizar la siguiente referencia.
Albert Rosa Sempere.
Osteopatía Craneal y su evidencia científica.© 2018.

http://www.centrokineos.com/divulgacion

16-02-2018