Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Campos de interferencia en la cara. Ernest Adler

En nuestra dichosa y a veces desgraciada civilización domina un factor muy importante que es la caries dental (el 98% en Europa Central) resultado, en primer lugar, de un alimentación equivocada.
Siendo la boca el espejo del cuerpo no se puede resolver este problema con un tratamiento por Flúor o vacunas, ya que el cuerpo es más que sólo un diente.

Veamos pues, el tema en su conjunto con ayuda de observaciones, estadísticas y experimentos, y digo eso, pues, no sólo es importante lo que a la etiología se refiere, sino también la posterior terapia en los enfermos crónicos, con interferencias múltiples, especialmente en boca y anillo linfático de Waldeyer (linfa de cuello y cara). Aquí no basta con la sola eliminación de focos o campos de interferencia, sino es necesario por lo menos modificar las causas primarias que contribuyen a la disregulación

La alimentación


Durante milenios de años el hombre no sólo se adaptó al clima o al medio, sino también cada día más a los progresos de nuestra civilización, olvidándose de que es un ser de la naturaleza y ésta tiene siempre sus leyes que por suerte no dependen del hombre. Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

El instinto divino fue cambiado por lo que se llama inteligencia, por la vida, el trabajo, gusto o comodidades, y este instinto se le hace perder al niño casi al nacer (comenzando con el chupete), creando - en parte - un ser artificial en el conjunto de la naturaleza. De pequeño, en la edad muy temprana, debe insistirse en una alimentación biológica.

Como botón de muestra , una pequeña anécdota verídica: un cocinero de la Costa Brava, disgustado por la tardía llegada por la noche de unos clientes para cenar, preparó un "plato muy excelente" para vengarse: eran paquetitos cortados de papel que se usa para empaquetar, empapados de una maravillosa salsa y puesto al horno. Comenzando el ágape, los comensales se "chuparon los dedos" por la excelente comida y la carne tierna, que no había. El único que no se comía luego los restos de esta comida, fue el perro de la casa. El gusto no le podía engañar como a las personas, y nos creemos tan sabios.

Y han sido los hábitos antinaturales que han llevado esta humanidad a un estado que podríamos llamar entre sano y enfermo.

Al ver estos grandísimos hospitales, rascacielos de mármol, exclamamos: "Qué maravilla, qué progreso", si en el fondo son tristes monumentos de nuestra ignorancia de vivir, es decir, de nuestra vida humana con tantísimos factores físicos y psíquicos patológicos.

Observaciones y estudios sobre alimentación

Para no divagar demasiado, voy a concretar exactamente sobre el tema. Al terminar la guerra civil española, hice una investigación entre escolares junto a la costa y tierra adentro sobre el estado bucal, lo que a las caries se refiere. En los tres años de la contienda no había apenas hidratos de carbono refinados como la harina blanca, ni azúcar e incluso no abundaron los alimentos protéticos. Se llegó a una alimentación - casi diría primitiva- especialmente vegetal; lo que daban los campos.

Los resultados fueron publicados en diferentes países por lo curioso que resultaron, es decir, la caries en estas regiones no llegó al 1%. Pero esto no fue lo curioso, ya que no existió ninguna estadística de antes, pero sí fue increíble que las numerosas piezascariadas de antes de la guerra demostraron una completa petrificación, es decir, incluso las más profundas caviada en donde no fue posible una limpieza.

La alimentación alcalina hizo posible este cambio. Con ello se confirmó la extraordinaria importancia de nuestra alimentación.

Ampliaré brevemente otra observación en la Isla Fuerteventura de las Canarias con otro hecho interesante: En el sur de la isla, muy rica en plantaciones de tomate, los mejores de Canarias por el suelo rico en minerales, por la infiltración del agua del mar, pasó lo siguiente: Los tomates muy maduros que no sirvieron para la exportación se echaron en montoncillos ante los almacenes. los chicos al salir de las escuelas se volcaron sobre estos tomates y comieron tantos maduros y dulces, lo que el cuerpo aguantó. Había que ver lo sano de los dientes y encías de estos chicos a diferencia de los del norte de la isla cuya principal alimento fue el gofio, es decir, maíz tostado y algo de pescado. Aquí se podía ver de nuevo la influencia de alimentación sobre dientes y salud.

El médico austríaco Dr. Karl RUMLER se dedicó desde años a la investigación sobre alimentación y análisis de orina en lo que a los valores pH -o sea ácidez-alcalinidad- se refiere. El promedio normal del pH en muchos miles de personas sanas se fijó en 6,8 a 7,2. Pero la mayoría de nuestros habitantes no llega a estas cifras, sino sus valores se inclinan a la acidez.

Veamos unos pocos ejemplos de alimentos de reacción ácida, que son: cereales, especialmente las harinas refinadas, arroz, carne, pescado, huevos, queso curado, o sea los alimentos de mayor uso, mientras los de reacción alcalina son: verduras crudas, ensaladas, frutas maduras crudas, leche y queso fresco, patatas y otras. El exceso de los alimentos cocidos, sin suficientes vegetales crudos, es otro defecto.

En los países industrializados domina la alimentación ácida con sus nefastas consecuencias, no sólo sobre los dientes, sino también sobre todo el organismo.

Permítanme Uds. que cite el número de dientes empastados solamente en Alemania en el último año. Pues se cerraron 90 millones de agujeros, sin citar los pacientes particulares y sin tener en cuenta a las personas que no acudieron al dentista. Por otra parte se gastaron 17.000 millones de marcos por el tratamiento de enfermedades atribuidas a alimentación incorrecta. Dándose cuenta de esta situación, en varias regiones de Alemania organizaron los Colegios o Cámaras oficiales de Odontólogos, campañas por las ciudades repartiendo folletos sobre una alimentación natural e incluso repartieron frutas para sensibilizar a la población. El trabajo de los odontólogos ha llegado al tope, como igualmente el de los médicos.

Sin la intención de criticar el trabajo de los Odontólogos, es casi seguro que de los 90 millones de dientes empastados se convertirán en 45 millones de nuevos focos, pues la mayoría de los pacientes llega tarde. !Vaya trabajo que se avecina a los sufridos colegas!.

Otro factor de la etiología de los focos bucales es el aumento de las parodontopatías según estadísticas. ¿Causas? Una radica en la falta de masticación. Es realmente increíble con qué rapidez se traga la comida en estos países industrializados. El resultado de esta falta de masticación es la defectuosas irrigación sanguínea del tejido parodental y/o malposición de los dientes en los niños.

Observaciones y un experimento interesante


Yo vivo desde hace treinta años siempre en compañía de simios, y ya en mi libro demostré varios hechos neurofocales en estos animales, pero fueron debidos a lesiones por accidentes no así por caries, jamás vi uno de mis monos con caries, pues por una parte viven en franca libertad, por otra se alimentan según su instinto y olfato y no como el hombre, por el gusto.

Aplicando las investigaciones del Dr. RUMLER en el ser humano y previa una conversación que tuve con dicho colega, realicé la misma investigación con monos sobre el pH en la orina. Comprobando durante meses las reacciones de la orina, obtenía siempre el pH alcalino. Estas investigaciones fueron ampliadas en el gran Parque Zoológico de Barcelona con toda clase de monos, gorilas, chimpancés e incluso también con tigres y leones, o sea carnívoros.

Otro cantar fueron unas investigaciones inglesas que por una alimentación con sólo hidrato de carbón, sobre todo azúcar refinado, producía caries dental y entonces y en nombre de la alta ciencia buscaron una vacuna para salvar de esta manera nuestra pobre humanidad de la caries dental. Pobres simios y pobre humanidad.

Nuestras investigaciones de los monos, libres de caries, demostraron que todos tenían un pH alto de aproximadamente 8, o sea alcalino, mientras los de los carnívoros, tigres y leones, tenían una reacción ácida de pH 4 y 5 a 6. Viviendo estos animales en libertad, su valor pH será algo mayor.

El hombre actual, a pesar de que por la forma de la boca y los dientes se asemeja a los monos, tiene un pH casi como los carnívoros. Y aquí radica nuestra desgracia, la causa de tantas y tantas enfermedades.

Por ende hay que insistir sobre estos factores a nuestros pacientes. Es muy natural, que nuestros valores de pH no se pueden comparar en todo con los de los monos, ya que a través de millones de años nuestra vida y por tanto nuestra alimentación ha sufrido cambios en uno y otro sentido.

Según el Dr. Rumler hay otro factor más. Las impresiones psíquicas pueden convertir en el pH alcalino en ácido; y en nuestra era actual las impresiones las tenemos a diario. Antes iba todo un poco más despacio.

Y finalmente cito un experimento con un mono de poca edad, enfermo, pero que nos puede enseñar mucho para nuestras terapias posteriores.

Llegó tiritando como flan de fonda barata, no comía nada, tosiendo y rascándose sin parar, un hecho alérgico. Al mismo tiempo no dejó de llorar, pues, manos salvajes lo separaron demasiado temprano de su madre. No comió ni bebió nada, casi se acercó a su fin. Una vez desmamado, los monos cazan insectos, asi que le di saltamontes. La reacción fue fulminante, se los comió en el acto. Así con esta energía vital reaccionó favorablemente. Y para anular sus lloros por falta de madre, le acerqué una mona y veo el amor de los animales: le abrazó, y el factor psíquico fue resuelto. Dejó de llorar.

Entonces comencé con mi experimento. En lugar de darle yo algo de comer, dejé sobre la mesa innumerables cosas comestibles.

Aquí radica lo interesante del experimento: según su olfato escogió sus alimentos, y lo que fue increíble, comió montañas de ensalada, o sea lechuga y frutas. Las medicinas del pH de la orina en estos días demostraron un promedio de 9, valor casi patológico.

Pero no. Por su estado enfermizo, su irritación por catarro y tos y su alergia, su instinto divino le enseño la medicina para anular su acidosis. En poco tiempo se recuperó y entonces sus alimentos fueron los siguientes (naturalmente entre otras pocas cosas): lechuga, frutas, queso fresco (parecido al yogurt o la leche coagulada, leche sola no) y algo de yema de huevo (no así la clara ) y semilla de girasol; más tarde menos lechuga, aumento de frutas, sobre todo higos, plátanos pocos, únicamente muy maduros, queso fresco y yema, Y lo resaltó, el comió con ganas y todo muy bien masticado.

El desarrollo del animalito fue realmente increíble, como jamás se pudo ver con otros monos, que fueron alimentados segúnnuestros humanos pareceres.

Aquí hay que resaltar otro factor importante, que el hombre ha olvidado o está ignorando por completo. Se habla de calorías necesarias como si fuéramos estufas de calefacción, y se olvida que la alimentación a base de ensaladas, frutas y semillas lleva energías -energía vital- que la cocción anula, además de las vitaminas y elementos minerales. Y estas energías suplen calorías. Así demostré a un famoso profesor alemán, que mis monos comen por ejemplo: 500 calorías y gastan mil. Por qué? Pues, la mayoría de lo que comen es cruda en forma de vegetales, frutas y semillas, es decir, comen pocas calorías, pero mucha Energía. Es de interés la observación hecha por los Drs. Luera del Parque Zoológico de Barcelona, que carnívoros como leones o tigres enfermos se recuperan muy pronto dándoles alimentos como en la naturaleza se encuentran, o se a vivos, vitales. Y esta alimentación vital tenemos los humanos en las frutas y ensaladas. ¿Y el hombre? Muchas calorías y poca energía, y así hemos llegado en donde estamos: 90 millones de agujeros en los dientes en un año sólo en Alemania, más otras enfermedades, y los hospitales cada día más llenos a pesar de tanta ciencia e investigación. Los monos lo saben mejor, realmente deplorable.

Resumiendo


A primera vista parece difícil y complicado encontrar una alimentación equilibrada para evitar trastornos orgánicos y por ende focos e interferencias, pero no es así. Demostrando unas tablas de alimentos de reacción ácida y alcalina, comprobamos con el papel reactivo el pH de la orina, se puede educar a la gente y a los pacientes, cuya mayoría ignora por completo estos hechos.- Hice para el gran público un trabajo en una revista que tuvo buena resonancia y positivos resultados.

No hace falta que subamos a los árboles como los monos, ni que busquemos saltamontes o menús absurdos, según la moda. Aumentando gradualmente los alimentos crudos en forma de ensaladas y fruta madura, buscando este equilibrio entre ácido y básico, pero siempre unido a una buena masticación, obtenemos resultados positivos y sin esfuerzos.

Conviene hacer una ampliación muy importante sobre este equilibrio ácido-básico, comunicado por el Prof. KELLNER de Viena, este gran investigador. Dice así: "Las reacciones (steuerung) en el tejido basal de PISCHINGER con cultivos de fibroblastos (células del sistema) en caldo de cultivo fueron los siguientes: Después de 48 horas se presentó en el caldo de cultivo ácido una neutralización por desintegración celular, mientras en caldo de cultivo alcalino hubo un crecimiento celular. En el ser humano esta modificación ya se desarrolla en horas. Esta función del equilibrio demuestra el principio de la defensa contra inflamación que siempre se desarrolla en el ambiente ácido".

He aquí pues, la importancia de lo dicho sobre alimentación y no lo menos curioso del instinto del pequeño mono para curarse. (la carne de cerdo es un alimento de sustancias ácidas, por eso no la aconsejamos a ninguna persona).

Malposición de los dientes


Continuando con las causas o la etiología de las futuras interferencias hay que resaltar las malposiciones dentarias y también las alteraciones de los linfáticos del anillo de Waldeyer desde la más tierna infancia.

En nuestro siglo disminuyó la forma clásica y natural de dar al recién nacido el alimento de la fuente o manantial materno. En los años 60 llegó en Europa este suministro a sólo el 50%. La gran industria alimenticia infantil hizo por su propaganda otro tanto en la sustitución del alimento vital -insustituible- por estos productos comerciales.

Los resultados de esta alimentación innatural son negativos: disminución de las defensas, alteraciones digestivas. Oímos por ejemplo al profesor Schmid de Düsseldorf de la Clínica Infantil: "No he visto jamás trastornos digestivos en niños nutridos sólo con leche materna". Habrá que añadir, por supuesto, en ambiente higiénico.

Dos hechos hay que resaltar: uno es la disminución de las defensas y por ende ya infecciones en la más temprana edad en las amígdalas. Por nosotros ya fueron tratados lactantes de pocos meses con terribles eczemas con terapia neural en amígdalas o tratamientos a base de bacterias fisiológicas por vía bucal. Estas amígdalas no tratadas o modificadas por gérmenes fisiológicos, y además falta una alimentación biológica, ya pierden en la primera infancia su papel de defensa y con eso entran en nuestra patología focal. Quiero añadir que las amígdalas habrían de conservarse por lo menos hasta los 12 años por le proceso inmunológico, lo que en muchas ocasiones no es posible.

El otro factor es la forma o cualidad de los chupetes, principio de malformaciones dentarias y de la cavidad nasal. Esta adaptación de la boca infantil al chupete no corresponde en muchos casos a la adaptación fisiológica del pecho materno. Como consecuencia se presentan malformaciones bucales.

Hay otro factor, que es el psíquico, separar el recién nacido de su madre en los primeros días, es decir la falta de contacto; falta el calor humano, este fluido misterioso magnético que da seguridad al nuevo ser.

La masticación


Más tarde, debido a estas eternas papillas y purés, ya se acostumbra al niño a no masticas. He visto a niños vomitando, y allí pueden ustedes ver exactamente lo que comieron y como comieron. Hoy en día no se come, se traga, y esto es la causa de muchísimos males. Sólo la muy temprana enseñanza de los padres y niños podría mejorar esta falta de desarrollo maxilar y estas malposiciones. ¿O han visto ustedes alguna vaca, un caballo o un mono con aparatos de ortodoncia por mal posición de los dientes?

En España se han puesto de moda entre los políticos las llamadas comidas de trabajo. !Señores, en estas comidas no se come, ni se trabaja! !se crean problemas! si no políticos, sí digestivos y de salud.

Molares del juicio


En el párrafo anterior sobre malposiciones y de falta de espacios caen naturalmente las cordales. Pero jamás se puede insistir bastante sobre este tema y problema cada día en aumento. (Ya hace años vi de 300 radiografía, que me mandó un colega argentino, 200 con molares (cordales) patológicos.

Es realmente increíble que en nuestra era técnica tan avanzada se está tan atrasado en esta cuestión en todos los países. Cuantos y cuantos tratamientos de la columna cervical y general se hacen sin tener en cuenta estas interferencias y naturalmente un sinfín de otras enfermedades. (Infartos cardíacos, úlceras intestinales, gastritis, cambios de conducta, esquizofrenias, drogomanías etc.)

Resumen


Entre la incorrecta alimentación, comenzando por el recién nacido, el desequilibrio ácido-básico, más tarde unido a la falta de una buena masticación, se inicia el principio de tantísimos focos e interferencias de nuestra vida patológica. Sólo el enfoque del ser humano como unidad física y psíquica, puede mejorar el ser humano, sin el divino instinto del animal.

II. Patología neuro - focal, bucal, sinusal y amigdalar

En el transcurso de la historia de la medicina se citan -simplemente como curiosidad- casos de curaciones de enfermedades, después de haber eliminado piezas dentales.

Pero fue allí por el año 1910, cuando HUNTER y PÄSSLER llamaron la atención sobre la influencia de infecciones localizadas sobre el organismo. No voy a citar todo el desarrollo con sus pro y contras, sino a hablar del estado actual en la práctica, ya que existen miles de trabajos que se basan en su mayoría sobre hipótesis y teorías. Un dato sí quiero nombrar ya en este lugar, que fue que el neumólogo BARTH de Ginebra en el año 1920 creó la palabra espina irritativa en relación con los abscesos pulmonares causados por focos sépticos en boca (Reventós).

Lo que conviene de todas formas, es citar el gran auge que experimentó la terapia focal con el llamado "exodontismo" de los americanos. Este fue aumentando por el libro del patólogo Martín FISHER de Philadelphia llamado "Death and destistery" ("Muerte y Dentistería"). Allí se citó la famosa expresión sobre las coronas de oro encima de dientes devitales: "mausoleos dorados", que tanto disgusto causó a ciertos dentistas.

Si bien, esta moda del "exodontismo" tenía por una parte cierta ventaja, es decir llamar la atención sobre un hecho que era cierto, por otra parte, hizo gran daño por las múltiples extracciones y amigdalectomías sin una indicación exacta. Yo personalmente fui obligado por un muy famoso Profesor español a hacer extracciones de piezas que sólo demostraron un poco de sarro. Naturalmente fue luego el mismo Profesor que, debido a los fracasos, decía lo contrario. Y, señores, por absurdo que suene, aún hoy día muchos altos corifeos en todos los países ignoran las últimas investigaciones científicas y siguen con los viejos conceptos de los primeros pioneros.

Es verdaderamente incomprensible que exista tal ignorancia sobre este tema a pesar de los formidables trabajos de investigación científica. Ustedes ya los conocen casi todos, no obstante aconsejo de nuevo la lectura de la colaboradora del Prof. PISCHINGER, Dra. DRAZOYNSKI.

A principio de los años 50 se fundó en Alemania "La Sociedad Médica Alemana de Investigación y Profilaxis focal (DaH), actualmente denominada "Sociedad Médica Alemana de Investigación Focal de Regulación".

Yo pertenezco a ella desde su fundación por el Prof. THIELEMANN Y ÖLEMANN de Frankfurt. Esta unía todos los trabajos sobre estos temas y fue precisamente gracias a ella que los Profesores SEIGMUND, PISCHINGER y otros, aclararon no sólo la parte focal, sino también el entonces muy discutido descubrimiento de HUNEKE.

Las comunicaciones de RICKER, SPERANSKY y tantísimos otros hicieron escuela y fue el llamado "equipo vienés", con PISCHINGER, KELLNER, el primarius ALTAMANN, PERGER, BERSMAN -y Dios me perdone si no cito a todos- que demostraron científicamente el mecanismo de la patología focal y neural.

Como estos dos factores siempre van unidos, si de un hecho focal se trata, puse en la nomenclatura las palabras neuro-focaljuntas y su consecuencia es el campo de interferencia. Al crear la expresión neuro-focal quise evitar cualquier relación con el anticuado concepto de los primeros pioneros y exodontistas, como ya indiqué y que abarcó únicamente la infección focal.

Estuve en lo cierto: En el año 1978 un catedrático de una Facultad de Medicina pronunciaba durante el curso la siguiente frase: "La creencia de los focos ya ha pasado de moda: "El pobre estaba con sus conocimientos aún a principio del siglo. O bien, un paisano de Uds. -que había leído mucho y comprendido poco- confundía la terapia neural con el método del "espolín" del Dr. Azuero, del año 1932 de tocarse el trigémino. (Hasta había un foxtrot "Tócame el Trigémino".) en fin cuando leemos la historia de la medicina, se repite siempre lo mismo por ignorancia, por intereses económicos o bien, por pereza en el tiempo actual igual como en el siglo pasado.

Mis queridos compañeros, no voy a hablar de las zonas patológicas en la boca que se pueda ver clínico y radiográficamente,pues es cuestión de higiene eliminarlas. Lo que sí conviene propagar a los cuatro vientos, ya que aún no se hace suficientemente, es que conozcan todos el peligro que representa para el cuerpo entero llevar piezas, digamos putrefactas. Es cuestión de llamar la atención a los colegas médicos que no empiecen cualquier tratamiento sin eliminar estas zonas sépticas antes. Y digo esto, pues a diario puedo ver que los mejores tratamientos fracasan sin tener esto en cuenta. Una cosa es el "iniciador" y otra la enfermedad. (A menudo de mis pacientes digo: "Primero hay que quitar el clavo, si de un zapato se trata, es decir la causa, y luego curar la herida")

Yo tuve la gran suerte hace casi 50 años de conocer a un colega médico rural que no quería visitar a los pacientes que no se habían librado antes de piezas sépticas. El decía siempre -casi me atrevo a decir, por instinto- que el mientras haya en la boca una infección crónica, no se puede curar.

No se pueden imaginar cuántos y cuántos enfermos fueron curados, una vez eliminadas estas zonas sépticas. Actualmente, naturalmente, con dignas excepciones, es todo lo contrario, como ya indiqué. Realmente increíble. Se receta y receta: La Seguridad Social Española ya ha llegado casi a la quiebra a pesar de sus elevados ingresos, por este excesivo gasto para medicamentos. No se hace un diagnóstico etiológico por desconocer las interferencias. Así en España no existe ningún libro sobre las últimas investigaciones neuro-focales. es triste decirlo, pero en honor a la verdad y salud de los pacientes hay que citar este hecho.

Campos de interferencia en edad temprana


Si bien, muchos pediatras piden una eliminación de los dientes de leche infectados, muchos odontólogos, previa abertura del absceso, se niegan a eliminarlos en vista a la posible disminución posterior del espacio. Pero el problema radica en que los dientes de leche devitales no se reabsorben las raíces y así tenemos un doble problemas: uno en la infección y el otro en el trastorno que impide la perfecta salida de los permanentes por estos restos de los dientes de leche. Estos producen en el maxilar superior las anfractuosidades visibles al formarse el seno maxilar y, por ende, una comprensión del suelo ricamente inervado, causa de las más variadas molestias o enfermedades.

Dr. Ernest Adler. Médico Estomatólogo

Puedes descargarte el libro de Adler, a continuación:

09-07-2016